icon arrow-down icon arrow-left icon arrow-right icon arrow-up icon bars logo of american-express logo of visa logo of mastercard logo of paypal icon stripe logo of discover icon credit-card icon mail icon facebook icon rss icon google-plus icon instagram icon linkedin icon phone icon pinterest icon play-btn icon add btn icon search icon shopping-cart icon tag icon close little close icon icon trash icon user icon vimeo icon whatsapp icon youtube icon oxxo icon spei icon twitter icon fancy icon grid view icon list icon like icon tumblr logo of diners

El camino a emigrar a EUA: Alternativas a la visa H1-B


El camino a emigrar a EUA: Alternativas a la visa H1-B

Más de 375,000 estudiantes de posgrado tomaron clases en Estados Unidos en el 2019[1]. La mayoría de ellos tuvieron la oportunidad de realizar prácticas profesionales al finalizar sus estudios y varios aspiran a emigrar a EUA. El camino para ellos es claro: ser aceptado en algún programa de posgrado y, después de graduarse, aplicar a un OPT (Entrenamiento Práctico Opcional, por sus siglas en inglés). Después, si su desempeño es satisfactorio, el mismo empleador elaborará una solicitud para que reciba una visa H-1B, con la que podrá trabajar durante un tiempo mayor al permitido por el OPT. Finalmente, después de suficiente experiencia, aspirar a tener una visa de inmigrante - la famosa greencard - y convertirse en residente permanente de Estados Unidos.

Si planeas estudiar un posgrado con la intención de emigrar, no te confíes. Las políticas migratorias de EUA son más restrictivas que antes, por lo que la visa H-1B cada vez es más difícil de obtener, lo que se traduce en menos posibilidades de que tu plan tenga éxito. De hecho, durante este año 2020, el presidente Trump ha suspendido la emisión de nuevas visas H1-B. En su conjunto, el llamado “puente” H-1B es arriesgado en la actualidad, por lo que debes encontrar alternativas si tu objetivo es poder desarrollar tu trayectoria profesional en Estados Unidos. En este artículo te compartimos un breve recuento estadístico del comportamiento de las visas H-1B, y algunas opciones que podrás ir trabajando desde antes de tu posgrado para que consigas tu sueño.

Puente H-1B: una vía incierta

La visa H-1B se le otorga a trabajadores especializados y tiene carácter no inmigrante. Esto es, si obtienes esta visa, solo podrás desarrollar tus actividades laborales durante el tiempo que sea aprobada, con posibilidad de poderla ir renovando. Obtenerla ya representa un desafío en sí mismo. Que solo sea para labores específicas exige que la ocupación “requiere la aplicación teórica y práctica de una serie de conocimientos altamente especializados y una licenciatura universitaria o su equivalente en una especialidad” (USCIS, 2020). Además, quien debe hacer la solicitud ante USCIS (U.S. Citizenship and Immigration Services) es el empleador, lo que representa un costo directo para él, que se acrecienta en el caso que la solicitud se deniegue. De hecho, la tasa de peticiones rechazadas en este punto se ha incrementado en los últimos años del 6% al 24%: una de cada cuatro aplicaciones se pierden en este momento.

Además, recuerda que solo se aprueban 65,000 visas H-1B al año. ¿De qué manera se escogen? Una vez aceptada la solicitud, entras a una lotería junto con todas aquellas personas aspirantes a la visa. Aleatoriamente se escogerán a 20,000 que obtuvieron su grado en alguna institución estadounidense. Las últimas 45,000 se tomarán de todas las aplicaciones en general. El número de aplicaciones es tan alto, que la selección pasó de 79% en 2013, a únicamente el 40% en 2016. Esta proporción puede cambiar sustancialmente, debido a la política proteccionista actual que protege a los trabajadores americanos.  

El punto anterior torna el puente H-1B todavía más incierto: el costo de contratar a un candidato extranjero frente a un estadounidense ha aumentado durante la actual administración. Estudios demuestran que, en 2018, menos de la mitad de las compañías de EUA estaban dispuestos a contratar a algún trabajador especializado extranjero, aún habiendo estudiado el posgrado en el país. “Las compañías tienen cada vez más reservas para aceptar el riesgo que representa el patrocinar a un estudiante extranjero” (Murray, 2018). Esto debido a que las peticiones iniciales son cada vez más rechazadas, especialmente para aquellos que estudiaron un MBA. A consideración de la agencia de inmigración estadounidense, una Maestría en Administración de Negocios es un posgrado tan amplio que ya no representa una especialización por sí misma. Asimismo, el tiempo de OPT que permite un MBA ocasionalmente no es suficiente para poder desarrollar la relación necesaria con un empleador para que este pueda patrocinarte.

Hablando del OPT, este programa ha recibido algunas críticas de la administración estadounidense actual, por lo que existe incertidumbre respecto al futuro de este tipo de estadía legal. Durante la crisis sanitaria, ha sido de los pocos programas que no han sido suspendidos, a diferencia de sus contrapartes: H-1B, L-1 y J-1.

Si tu deseo es estudiar un posgrado, y con ello aspirar a esta visa, te recomendamos los siguientes tres puntos que podrán incrementar, aunque sea marginalmente, la probabilidad de que tu petición sea aceptada en el primer momento:

  • Posgrado STEM: Los posgrados STEM incluyen una especialización en ciencias, tecnología, ingeniería y/o matemáticas. La ventaja de estas maestrías es que te permiten un espacio OPT más largo, de hasta 24 meses adicionales. Este tiempo debe ser adecuado para que puedas profesionalizarte en mayor medida y hacer carrera en la empresa donde laborarás durante este periodo. Esto, a su vez, permite que la compañía tenga más incentivos a patrocinarte, y demostrarás a USCIS que realmente eres un trabajador necesario. 
  • Estudia un posgrado en el campo en el que trabajarás: Puede parecerte convincente que una empresa de arquitectura contrate a un Máster en Educación, o que una empresa de servicios contrate a un MSc en Matemáticas. No obstante, para USCIS esta relación no siempre es evidente, y tu petición inicial corre peligro de ser denegada. Es importante que si aspiras a una visa H-1B planees adecuadamente qué posgrado estudiarás y en qué sector planeas desarrollarte profesionalmente. La adecuada conjunción de estos dos factores te serán de gran ayuda
  • En un MBA, enfócate: Demuestra que tu MBA no fue una categoría demasiado amplia o vaga, para poder considerarlo especializado. En relación con el punto anterior, si, por ejemplo, quieres desenvolverte en el área bancaria, durante tu MBA procura que todas tus optativas tengan relación con este tema para así proveer suficiente evidencia de que ese es tu expertise.

En este punto, finalmente, ten en mente que solo se aprueban 65,000 visas. Tu aplicación, por suficientemente buena que sea, pasará por un proceso aleatorio, y la probabilidad de ser aceptado es menor al 40%. De allí que el puente H-1B es arriesgado de inicio a fin, incluso este año, como ya se mencionó, el puente fue suspendido.

Ojo: El número máximo de visas no aplica si tu patrocinador será alguna entidad de investigación, pública o privada, alguna organización sin fines de lucro, o alguna institución de educación superior. No obstante, el proceso de petición inicial sigue siendo el mismo.

Alternativa 1: O-1A

La visa O-1A es de calidad no inmigrante, que se le otorga a aquellas personas que “demuestren extraordinaria habilidad sustentada por reconocimiento nacional o internacional, para que residan temporalmente en Estados Unidos y trabajar en el área donde tengan habilidad excepcional” (USCIS, 2020). Te preguntarás en este momento: no tengo premio Nobel, ¿cómo puedo aspirar a una visa excepcional? Para ello, ten en mente que USCIS no es una agencia experta en todos los campos, por lo que una visa O-1A es una categoría muy amplia. De hecho, si no tienes algún reconocimiento internacional, como el Nobel, solo debes acreditar tres de los siguientes puntos para ser candidato, según el departamento de inmigración: 

  • Recibir premios reconocidos nacionalmente, o premios a la excelencia.
  • Membresía en asociaciones en el campo de especialización, para la cual necesites tener logros destacados para ser admitido.
  • Material publicado en impresiones profesionales o comerciales.
  • Contribuciones originales científicas, académicas o relacionadas con los negocios, que tengan repercusión significativa en el campo de especialización.
  • Autoría de artículos académicos en revistas especializadas o de alta comercialización.
  • Alto salario o remuneración que demuestre la habilidad excepcional.
  • Participación en un panel, o de forma individual, en el que juzgues el trabajo de otros en el mismo campo de especialización.
  • Empleado crítico o esencial en organizaciones o establecimientos distinguidos en el campo de especialización. 

De allí que, según tu campo de estudios en Estados Unidos, puedes ir cumpliendo estos puntos previo y durante tu estadía, siempre de manera estratégica. Ideas para lo anterior pueden ser asociarse, individualmente o por medio de tu universidad, con alguna editorial para que publiques artículos especializados; o estar atento a convocatorias de premios de un campo específico en el que puedas participar y esforzarte por ganarlo. La excepcionalidad, después de todo, es en cierta forma subjetiva, y puedes tomar esto a tu favor.

Al igual que en la visa H1-B, tu empleador debe llenar una solicitud con anterioridad, para que tu petición sea aprobada. Además, el tiempo de estadía es inicialmente de un año, con posibilidad de extensión de hasta 3 años, en el que deberás trabajar únicamente en el campo donde te especialices. Este deberá ser suficiente para que, en algún momento, puedas aspirar a cambiar tu estatus migratorio a residente temporal. 

En este caso, las desventajas son, en primera instancia, la necesidad de proveer evidencia substancial para demostrar tu excepcionalidad. Además, si planeas emigrar con tu familia, esta puede permanecer en Estados Unidos, pero sin trabajar.

Alternativa 2: L-1

Si tienes una empresa soñada, en la que desees trabajar durante un tiempo considerable, y tienes posibilidad de mudarte, esta visa es tu mejor oportunidad. La visa L-1 se otorga a aquel empleado que se transferirá a una empresa en Estados Unidos desde una filial, matriz, subsidiaria, afiliada, o rama de negocios de la misma compañía en el extranjero. Para poder obtenerla debes haber trabajado en un puesto suficientemente importante (de dirección: L-1A) o especializado (de profesionalización. L-1B), en el supuesto que, si algún ciudadano estadounidense lo tomara, no podría desempeñar el cargo de la manera idónea. Además, debes haber trabajado al menos un año en esa empresa fuera de Estados Unidos,  durante los últimos 3 años. 

A pesar de que necesitas invertir tiempo en trabajar fuera, al igual que la visa O-1A no tiene una lotería, y tu éxito depende en la presentación de suficientes pruebas para que tu solicitud sea aceptada y aprobada. De allí que esta es una opción excelente si tienes una compañía objetivo, y a través de ella puedes lograr desenvolverte profesionalmente en el país del norte. Inicialmente, se aprueban 3 años, con posibilidad de extensiones de 2 años hasta por 5 años en el caso L-1B, y 7 años en el caso L-1A. Es, además, de las visas que permiten que tu familia trabaje durante tu estadía en Estados Unidos.

Actualización: Debido a la crisis sanitaria global, el presidente Trump ha suspendido la entrega de este tipo de visas por lo que existe la incertidumbre si al continuar con este tipo de políticas, esta visa sea permanentemente suspendida o sea más difícil de obtener.

Alternativa 3: E-2

¿Eres emprendedor? ¿Tu MBA te dio las armas para desarrollar tu propio negocio? La visa de inversionista E-2 debe ser tu alternativa a la visa H-1B. Esta puerta de entrada, que no pasa por USCIS, sino directamente en tu embajada o consulado, se le otorga a aquellas personas con proyectos de emprendimiento en Estados Unidos, y que planeen generar fondos y empleos para mejorar la calidad de vida de este país. Si bien la documentación que tienes que entregar es amplia, si tu proyecto está bien fundamentado y a punto de arrancar operaciones, la probabilidad de que la tengas se incrementa considerablemente. Esto propiciado porque no pasará por USCIS, y el éxito de la aplicación depende de una excelente entrevista en el consulado.

Para esta visa debes proveer evidencia suficiente para demostrar que, si no eres el accionario mayoritario de la empresa a crear o creada, actuarás con el suficiente control o profesionalización, de tal forma que tu labor es condición sine qua non para el éxito de las operaciones. Además, si es el caso, tu inversión debe ser significativa, ad hoc con el sector en que se desenvolverá tu compañía. Adicional a ello, el plan debe ser sólido, a 5 años, y que establezca cómo generarás valor agregado para Estados Unidos. Puedes encontrar más información sobre los requisitos específicos en la página oficial. En general, requerirás pruebas de nacionalidad, documentos de propiedad, pruebas de fuentes de ingreso, y evidencia de que la inversión ya ha sido substancial.

Nota: Esta visa solo está disponible para los inversionistas ciudadanos de los siguientes países de Latinoamérica: México, Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, Honduras y Paraguay. 

Bonus para mexicanos: TN

Parecida a la visa H-1B, la visa TN se le otorga a aquellos profesionistas temporales que laborarán en algún sector enmarcado en el contexto del TLCAN (NAFTA). El proceso es similar al de la visa H-1B, con la diferencia de que en este caso no hay lotería, es decir, no pasarás por proceso aleatorio. Para poder ser candidato a esta visa, el puesto de trabajo debe requerir a un profesional especializado, contando con un título de grado en alguna Universidad con reconocimiento oficial y validez internacional. En la página oficial de USCIS puedes consultar más información sobre qué licenciaturas aplican. 

En conclusión, recuerda que la mayoría de las visas mencionadas requieren el estudio del posgrado en Estados Unidos, de preferencia en una universidad de prestigio. Por tanto, el primer paso es tener en mente todos aquellos elementos de tu perfil que te harán competitivo para, en primera instancia, ser admitido en el posgrado más adecuado y, en segundo lugar, tener la suficiente claridad de tus objetivos profesionales para que escojas el camino más seguro para cumplirlos. 


Referencias:

Bureau of Consular Affairs. (2020). Temporary Worker Visas. Recuperado de https://travel.state.gov/content/travel/en/us-visas/employment/temporary-worker-visas.html

Grow, Nathan. (2020). H-1B Petition Pitfalls - And How International Students Can Avoid Them. Recuperado de https://poetsandquants.com/2020/03/04/h-1b-petition-pitfalls-and-how-international-students-can-avoid-them/

Murray, S. (2018). International MBA Students Find it Tougher to get an H-1B Visa in the US. Recuperado de https://find-mba.com/articles/international-mba-students-find-it-tougher-to-get-a-h-1b-visa-in-the-us