Por Adriana G |

¿Por qué los cursos intensivos de GRE y GMAT no funcionan?

¿Estas preparándote para el examen GRE o el examen GMAT y tienes poco tiempo?

Las fechas límite para solicitar admisión a los posgrados que te interesan están cerca y apenas te enteraste que las universidades solicitan el GRE o GMAT. Realizas una búsqueda rápida de opciones de cursos y decides en base a cuál agrupa en pocas semanas varias horas de preparación. Piensas que así, estarás listo más rápido para presentar el examen y podrás aplicar para la fecha límite. Has sido siempre un buen estudiante por lo que asumes que con un curso intensivo te será suficiente para obtener un puntaje competitivo. De hecho, si existe una opción en dónde puedas estudiar en dos semanas, o unos cuántos fines de semana seis o siete horas seguidas, te parece todavía más conveniente.

estudiar examen GMAT GRE

La realidad es que un curso intensivo te llevará a un puntaje malo o mediocre por las siguientes razones:

Los examenes GRE y GMAT son complicados, el mexicano promedio obtiene puntajes muy por debajo de la media internacional. Toma en cuenta que estos mexicanos también consideran tener un buen nivel de inglés y matemáticas así como suficiente dominio del examen para animarse a pagar casi 300 dólares para presentarlo.

Las estrategias propias del examen son muy útiles pero no suficientes para alcanzar un buen puntaje, éstas te ayudan a determinar los trampas que incluyen las respuestas incorrectas y te dan las herramientas para subir tus puntajes. Sin embargo, para que te ayuden a obtener un puntaje competitivo (aquel que te permita ingresar a las mejores universidades), necesitas tener los conocimientos base. Las estrategias por sí solas no te alcanzarán ni siquiera para obtener un puntaje mediocre. Por lo qué, antes de aprender sólo las estrategias y comenzar a hacer los ejercicios propios del GRE o GMAT debes determinar tu nivel base de matemáticas e inglés para eliminar huecos de comprensión.

El GRE o GMAT no son exámenes sólo para extranjeros; están diseñado para medir habilidades que cualquier estudiante debe poseer para ser exitoso en un posgrado. La gran mayoría de quienes lo presentan son nativos del inglés, y han estudiado toda su vida en esta lengua. Son ellos tu competencia, porque lo que hace a un puntaje competitivo es el percentil en el que ese puntaje te sitúa (por ejemplo, si obtienes un puntaje de 700 en el GMAT, significa que obtuviste una mejor calificación que el 90 por ciento de los demás estudiantes).

Los puntajes competitivos se adquieren practicando. El examen no sólo mide conocimientos y las estrategias no se aplican en un vacío. Ya que debes responder todo el examen en un periodo de tiempo, una habilidad indispensable es realizar los ejercicios con rapidez y eficiencia, lo cual se adquiere practicando. Muchos ejercicios podrías resolverlos correctamente si tuvieras tres o más minutos, sin embargo, durante el examen, tienes 60 o 90 segundos. Estudiar sólo un par de semanas es como pretender correr un maratón y querer llegar en los primeros lugares con sólo haber entrenado un par de semanas, sin haber corrido antes.

Recomendación Scholastica

No desperdicies tu tiempo y dinero en un curso intensivo, utiliza tu tiempo eficientemente y prepárate lo más rápido posible:

  1. Determina tu nivel base. Todo estudiante comienza con un nivel base diferente, si te encuentras en un salón de clase con muchas personas, todas con niveles distintos de matemáticas e ingles es posible que ninguno de ustedes aprenda lo suficiente y al final del curso te queden bastantes dudas. Por lo mismo, es importante que tus profesores conozcan tu nivel, y que tengas oportunidad de hacerles llegar dudas fuera del horario de clase, incluso una vez que terminaste el curso.
  2. Elabora un calendario de trabajo en dónde incluyas tu nivel base, tu puntaje inicial del examen, las horas diarias que puedes dedicar a estudiar, tu puntaje objetivo y la fecha para presentarlo.
  3. Si lo consideras necesario, haz repasos de ingles o matemáticas antes de comenzar con un taller o curso de estrategias. O considera utilizar material remedial, previo a comenzar con los ejercicios propios del examen.
  4. Toma un curso para el GRE o GMAT de calidad. Te invitamos a conocer nuestros cursos en https://scholasticaprep.com/cursos-gre-gmat.php Nuestros cursos te ofrecen la posibilidad de tener seguimiento hasta el día en que obtienes tu puntaje. La modalidad premium te permite tener sesiones individuales de estrategia con tus profesores para determinar cómo seguir estudiando. Además, no necesitas vivir en una ciudad determinada para aprovecharlos. Hemos tenido estudiantes GRE o GMAT en Chile, Mexico, Costa Rica y Estados Unidos, entre otros países.
  5. Practica, práctica y práctica.
  6. Presenta el examen cuando estés listo para obtener un puntaje competitivo. De nada sirve presentar el examen para la fecha de admisiones más próxima si tienes un mal puntaje. El examen tiene una vigencia de cinco años, comienza hoy y estarás listo más rápido.
  7. Obtén asesoría de calidad. Nuestros cursos por ejemplo son impartidos y diseñados por mexicanos egresados de Harvard expertos en el examen y en la enseñanza del mismo. Si estás interesado en tomar un curso GRE o un curso GMAT, visita nuestra página:

ENTRADAS RELACIONADAS