icon arrow-down icon arrow-left icon arrow-right icon arrow-up icon bars logo of american-express logo of visa logo of mastercard logo of paypal icon stripe logo of discover icon credit-card icon mail icon facebook icon rss icon google-plus icon instagram icon linkedin icon phone icon pinterest icon play-btn icon add btn icon search icon shopping-cart icon tag icon close little close icon icon trash icon user icon vimeo icon whatsapp icon youtube icon oxxo icon spei icon twitter icon fancy icon grid view icon list icon like icon tumblr logo of diners

¿Cómo hacer un CV profesional? y lo que NO debes mencionar


¿Cómo hacer un CV profesional? y lo que NO debes mencionar

Postular al posgrado de tus sueños es un reto personal y profesional que debe estar sostenido por una candidatura fuerte, esto significa que todos los requisitos deben estar ligados de manera coherente y atractiva, para que el comité de admisiones tenga una perspectiva integral y correcta de tu perfil como postulante. Para lograr lo anterior, es imprescindible presentar un Curriculum Vitae (CV) impactante, ya que éste, en cierto sentido, es la columna vertebral de tu aplicación, el cual da orden y congruencia a todos los elementos que formarán parte de tu portafolio de admisión.

El CV es un documento cuya extensión suele ser típicamente de 1 o máximo 2 páginas, en el cual mostrarás tu trayectoria tanto profesional como académica de manera organizada y cronológica. Presentar una apariencia profesional y sobria te hará resaltar del resto de los candidatos con quienes compites, por lo que se deben evitar adjetivos demasiado elogiosos ya que con esto, en lugar de hacerte ver más profesional o con mayor experiencia, corres el riesgo de dar una impresión negativa pareciendo inseguro o presuntuoso. Igual de importante es el tener claro qué debe incluirse y qué no es importante, cumpliendo así con lo que los evaluadores esperan saber a partir de tu CV, evitándoles un mayor esfuerzo del que ya se requiere para que entiendan qué se pretende plasmar, previniendo de esta manera que el CV no sea leído en su totalidad ya que el lapso con el que cuenta el comité es corto para analizar este documento.

¿Qué NO debo mencionar en mi CV?

Como ya se expuso anteriormente, es fundamental evitar un exceso de información personal en el CV, lo cual resulta ser uno de los errores más frecuentes entre los candidatos a un posgrado. A continuación se presenta una lista con los elementos que deben ser omitidos:

  • Datos personales: No es necesario repetir aquella información personal o calificaciones que estén ya incluidas en otros documentos de tu aplicación, ni referencias como estatura, peso, número de identificación personal o del seguro social, resultados de pruebas de personalidad. 
  • Información sobre estudios de preparatoria y anteriores, sobre todo cuando stos no están ligados con el rumbo que se desea tomar. Asimismo, se sugiere que en cuanto a actividades extracurriculares se limite a mencionar aquellas que sucedieron en los últimos cinco años, ya que de lo contrario se da espacio a pensar que no se tiene nada que mostrar que hayas realizado recientemente.
  • Descripciones innecesarias sobre puestos donde resulta obvio las actividades que se desempeñan en él.
  • Certificados o diplomas que no resulten relevantes u oportunos para el programa que aplicas.
  • Fotografías: Si bien es cierto que en algunos países latinoamericanos es una práctica común incluirla, en países con reglas laborales más exigentes es políticamente incorrecto ya que la apariencia física no debe influir en una decisión al momento de hacer un juicio sobre el candidato. 
  • Datos de contacto de pasados empleadores o maestros.
  • Al momento de abordar la experiencia laboral, no se deben incluir salarios ni datos bancarios, a menos de que sean requeridos por la universidad. De igual forma, se debe tener cuidado al momento de manejar información que pueda ser confidencial hablando de proyectos o planes que no han sido dados a conocer al público así como datos financieros de las compañías en las que has laborado, ya que esto habla del respeto por la privacidad y la confidencialidad que se reflejan en tu responsabilidad con estos hechos.

Una vez dada la pauta para la elaboración de un CV claro, conciso y relevante es necesario mencionar también aquellos elementos que no deben faltar en este documento tan importante para permitir a los evaluadores conocer información sobre las aptitudes, habilidades cuantitativas, capacidades y experiencia del candidato. Cabe destacar que no se recomienda incluir en el portafolio de admisión el mismo CV presentado a un posible empleador, ya que los requerimientos de información pueden no ser necesariamente los mismos. En la aplicación a un posgrado se examina información que refleje la claridad académica y profesional, la clase de alumno que serás, así como facultades de liderazgo, pasión, acción y enfoque que se espera de la ejecución del futuro estudiante en las universidades más prestigiosas a nivel mundial.

¿Qué SÍ debo incluir en el CV?

Se puede comenzar con una breve introducción, únicamente si ésta es indispensable, donde plasme en no más de 5 o 7 enunciados. Un resumen profesional que simplifique de manera general experiencias en tu área de disciplina, hallazgos de investigaciones, publicaciones así como logros clave. 

Objetivo profesional 

Antes de presentar éste en su CV debe clarificar cuál es tu proyecto a futuro (proyección personal y profesional) y qué habilidades así como experiencia necesitas para alcanzarlo, resaltando el paso intermedio que implica el ingresar a un posgrado de excelencia. Se debe comunicar al comité de admisiones tu rumbo, el cual debe ser claro, a través de experiencias transferibles, demostrando a su vez tu potencial futuro.

Perfil profesional 

Este apartado es un párrafo de no más de 5 líneas donde se expone tu trayectoria de manera sintetizada sin perder de vista la objetividad al momento de hablar sobre tu desempeño.

  • Información académica relevante como si fue acreedor a una beca por desempeño académico, posiciones de liderazgo dentro de la universidad, puntajes o calificaciones sobresalientes en escuela o exámenes estandarizados reconocidos.
  • Cuantificar tus logros: Es importante contextualizar el logro y no exponerlo a nivel general, es decir, manifestar las acciones puntuales que hayan tenido un impacto positivo y de reconocimiento, cuyos resultados pueden atribuirse a ti y no a un trabajo colaborativo. No pienses que únicamente los “grandes” logros cuentan, acciones singulares que hayas realizado para una mejora y para la contribución a ese logro final son suficientes.

Por ejemplo, decir que durante tu trabajo como director de ventas, las ventas de la compañía aumentaron un 25% no necesariamente se traduce en un logro propio. Por una parte, este logro puede ser resultado de un trabajo en equipo, del lanzamiento de un nuevo producto estrella, de la apertura de nuevos puntos de venta o de una situación favorable en el clima económico.

  • Habilidades y cualidades: Éstas deben estar respaldadas con hechos a través de ejemplos o responsabilidades y funciones propias que hayas desarrollado en tu puesto, así como estar ligadas a los logros resaltando tus diferenciadores, ¿cómo te distingue esta trayectoria de otros?
  • Publicaciones y proyectos de investigación importantes.

Al momento de presentar todas estas pruebas se debe trazar el hilo conductor que una pasado, presente y futuro sobre aquellos cambios de trabajo, industrias o de enfoque justificando el aprendizaje que conlleva cada una de estas experiencias.

Formación profesional

Es esencial que tu CV pueda comunicarle al lector tu trayectoria y aptitudes que te han llevado a la posición en la que se encuentra actualmente. No es necesario, incluir todas, pues la extensión no debe ser tediosa por tanto, sólo debes incluir aquellos que realmente contribuyan a comprobar los conocimientos o cualidades que te harían el estudiante idóneo del programa al que aplica.

La formación profesional puede suceder fuera del ámbito universitario como en diplomados, cursos de formación, intercambios y pasantías incluyendo de preferencia aquellas que sean avaladas por certificaciones. Si se cuenta con un certificado o diplomado que no esté directamente relacionado con tu rumbo profesional, pero que de manera indirecta muestre características personales o de mentalidad que sean parte de los diferenciadores que identificaste en tu perfil, pueden ser incluidos en las narrativas personales (ensayos) que se solicitan también como parte de tu portafolio de admisión.

Ser candidato a un posgrado debe ir más allá del deseo de adquirir un título universitario, ya que éste debe ser sólo el medio para lograr esa aspiración que deseas de resolver un problema identificado a través de la vocación profesional. Para sostener esta vocación, apoyarte del voluntariado que realizaste puede ser un gran aliado, esto debido a que para las universidades refleja valores, compromisos, intereses y sobre todo que estás dispuesto a trabajar duro no únicamente por razones que impliquen una ganancia financiera.

Para finalizar, ya que se tiene el contenido a incluir en el CV es necesario también tener una visión de la forma que se le dará y cómo organizarlo, para lo que presentamos tips puntuales:

  • No debe haber errores de ortografía, gramaticales o de puntuación utilizando un tono descriptivo y formal evitando tecnicismos, ya que los miembros del comité no necesariamente son expertos en el campo del aplicante, a través de un lenguaje claro y conciso.
  • Orden cronológico (del más reciente al más antiguo)
  • Presenta la información de una manera accesible y con un estilo atractivo, pero no con gran diseño, ya que debe ser de fácil lectura, sin elementos que sean distracciones.
  • Encabezado que incluya nombre y datos de contacto.
  • Organizar la información en secciones con encabezados sin usar únicamente mayúsculas.
  • Usa fuentes de letra legibles y no menores a 11 puntos.
  • Puedes hacer uso de viñetas para enlistar y resaltar elementos de tu trayectoria.

La información anterior es fundamental para cualquier tipo de CV que desees presentar y se adecúa dependiendo de los propósitos que se tengan. Los CV más comunes son el académico y el cuantitativo.

Como pudiste darte cuenta en este artículo, elaborar un CV para tu aplicación es una actividad que requiere ser minucioso y una auto reflexión profunda, donde se debe ser objetivo para valorar cantidad y calidad, así como ser puntual. Si deseas conocer más a fondo detalles y consejos que te harán construir un CV impactante puedes obtener más información en el libro, escrito por Adriana G. Borunda directora y fundadora de Scholastica, “Estrategia integral para ser admitido a posgrados competitivo” disponible en Amazon.

 


Referencias

Borunda, C. y G., Borunda, A. (2018). Estrategia integral para ser admitido a posgrados competitivos. Coaching en admisiones por egresados de Harvard.  México.

S.A. (S.F). What is a Curriculum Vitae?. Diciembre 10, 2019, de Columbia University Retrived from: https://www.careereducation.columbia.edu/resources/what-curriculum-vitae

S.A. (S.F). Resumes and CVs. Diciembre 10, 2019, de Cornell University Graduate School Retrived from: https://gradschool.cornell.edu/academic-progress/pathways-to-success/prepare-for-your-career/take-action/resumes-and-cvs/