icon arrow-down icon arrow-left icon arrow-right icon arrow-up icon bars logo of american-express logo of visa logo of mastercard logo of paypal icon stripe logo of discover icon credit-card icon mail icon facebook icon rss icon google-plus icon instagram icon linkedin icon phone icon pinterest icon play-btn icon add btn icon search icon shopping-cart icon tag icon close little close icon icon trash icon user icon vimeo icon whatsapp icon youtube icon oxxo icon spei icon twitter icon fancy icon grid view icon list icon like icon tumblr logo of diners

¿Qué es el pensamiento crítico? y ¿cómo desarrollarlo?


¿Qué es el pensamiento crítico? y ¿cómo desarrollarlo?

El modelo típico de la educación en países no desarrollados es la memorización. Pero, ¿te has preguntado por qué se sigue fomentando este tipo de “aprendizaje”? En la actualidad, la memorización sirve de poco a la hora de tomar decisiones, ya que toda la información que se requiere que memorices puede ser fácil y rápidamente encontrada gracias a las maravillas del internet y a otras fuentes de información. Por ello, lo que actualmente se requiere son personas que, a partir de la información que se tiene, sean capaces de generar conocimientos nuevos, tomar decisiones y resolver problemas. Esto solo es posible gracias al pensamiento crítico. Probablemente no estés muy familiarizado con este término, por lo que en esta entrada de blog abundaremos sobre qué es, las ventajas que se tienen aplicándolo, y cómo desarrollarlo.

De acuerdo con Epstein (2018), el pensamiento o conocimiento crítico es un conjunto de habilidades con las cuales puedes tomar buenas decisiones, formular y comunicar buenos argumentos. Es la capacidad de analizar una situación de manera objetiva para poder llegar a una conclusión sobre lo que está sucediendo, siempre tomando en cuenta el panorama completo. Este análisis se puede realizar por medio del diálogo, la observación, la lectura, método científico, entre otros. Y, si piensas que éste es exclusivamente para uso académico o profesional, la verdad es que también es bastante útil en la vida cotidiana. 

Pasos para desarrollar un pensamiento crítico

Para comenzar a desarrollar esta capacidad puedes seguir los pasos a continuación para adquirir y mejorar con la práctica el pensamiento crítico

Lo primero es adoptar una actitud de pensador crítico: mente abierta a cualquier punto de vista y justicia para asegurarnos que estamos tomando en cuenta diferentes puntos de vista, con la finalidad de poder llegar a una conclusión correcta. También, deberás ser escéptico para no creer en todo lo que escuchas, ves o lees, pero sí considerar que podría ser verdadero. Para ello, necesitarás cuestionar la validez de las fuentes de información. Igualmente, deberás tener humildad intelectual, una alta motivación, una elevada inteligencia emocional para eliminar las emociones de la situación para que éstas no te cieguen y pensar libre de compromisos. 

Posteriormente, necesitarás reconocer y evitar dificultades para pensar críticamente. Algunos de estos impedimentos se deben a las limitaciones humanas básicas como la ignorancia, percepciones equivocadas, sesgos, prejuicios, entre otros. También, deberás tener cuidado con el uso del lenguaje, especialmente a las ambigüedades, eufemismos, jerga, implicaciones falsas, generalizaciones, entre otras. Deberás ser consciente de las falacias que se pueden dar por hipótesis no verificables, falsas relaciones y analogías, y argumentos irrelevantes. Por último, también algunos obstáculos se pueden dar por las dificultades psicológicas y sociológicas como pueden ser el centrarse en el interlocutor y no en el argumento, apelar a la popularidad de una persona así como a emociones irrelevantes, evadir el asunto, la censura, apelar a la autoridad y prejuicios. 

Después, deberás reconocer, construir y evaluar argumentos. Para ello, es importante que sepas que argumentar es la presentación de las razones que apoyan las conclusiones y no confundirlo con quejarse o estar en desacuerdo.

Luego, precisarás evaluar la fuente de información. Deberás de informarte por medio de fuentes creíbles, precisas y libres de sesgo. Por esta razón, tendrás que verificar que la fuente tiene la calificación necesaria y/o nivel de comprensión para hacer las afirmaciones o conclusiones que expone. 

Finalmente, necesitarás evaluar los argumentos. Esto lo podrás realizar por medio de premisas, las cuales son razones por las cuales un argumento puede ser considerado como válido. También, lo lograrás mediante el razonamiento al determinar la suficiencia del razonamiento para validar el argumento, así como considerar las omisiones de evidencias que se puedan haber hecho de manera intencional o no. 

¡Toma acción!

Si reconoces que no tienes las habilidades antes descritas para poder pensar de manera crítica, ¡no esperes más y toma acción! Todos los pasos mencionados anteriormente los podrás poner en práctica participando en discusiones grupales, leyendo libros, informándote sobre distintos temas o, más sencillamente, haciéndote preguntas como “¿cuáles son las metas, inferencias, implicaciones, resultados, puntos de vista?”, “¿qué evidencia está disponible?”, “¿qué datos adicionales deben ser considerados?” y “¿qué otras interpretaciones son posibles?”.

Te invitamos a desarrollar el pensamiento crítico ya que éste producirá varios beneficios en tu vida debido a que serás capaz de tomar mejores decisiones, resolver problemas y tendrás más confianza a la hora de tomar una decisión. Asimismo, te ayudará en el futuro ya que es fundamental para triunfar en muchas carreras y te impulsará a tener un mejor desempeño en tus exámenes. Por este motivo, algunas recomendaciones que te damos para que sigas desarrollando tu pensamiento crítico es que explores las premisas que soportan tu juicio, bases tus juicios en razonamiento y hechos, los suspendas mientras no cuentes con toda la información necesaria, apoyes tus puntos de vista con evidencia, evalúes la credibilidad de las fuentes, conviertas tus errores en oportunidades de aprendizaje, seas una persona abierta y cuestiones con preguntas tan sencillas como “¿por qué?” o “¿por qué no?”. Y, ¡no desesperes! El desarrollo y refinamiento de estas habilidades se realizan a lo largo de toda la vida. 

Bibliografía

Campos, A. (2007). Pensamiento crítico. Técnicas para su desarrollo. Colombia: Editorial Magisterio.

Epstein, R. (2018). Guía breve para el pensamiento crítico. Estados Unidos: Advanced Reasoning Forum.

López, G. (2013). Pensamiento crítico en el aula. Recuperado de: https://ruidera.uclm.es/xmlui/bitstream/handle/10578/9053/Pensamiento%20cr%C3%ADtico%20en%20el%20aula.pdf?sequence=1&isAllowed=y

Lovell, S. (2018). Critical Thinking: The ultimate guide to improving your critical thinking, becoming better at problem solving, mastering logical fallacies and avoiding cognitive biases. Bravex Publications. 

Prieto, F. (2018). Pensamiento crítico y autoconocimiento. Revista de Filosofía, 74, pp. 173-191.