Aspectos que considerar para estudiar un MBA u otro máster en el extranjero

Estudiar un posgrado fuera de tu país es una excelente idea. Por una parte, está la experiencia de enfrentarse a un entorno multicultural en el que se adquieren nuevas y valiosas habilidades. Si se hace una decisión razonada, está la oportunidad de adquirir conocimientos que tal vez no estén disponibles en l enseñanza de tu ciudad natal. Finalmente, el estudiar en una universidad de alto prestigio puede cambiar y marcar definitivamente el rumbo de tu futuro.

Esto y otras posibilidades se presentan como algo increíble y, cuando se tiene un buen desempeño académico y la oportunidad, parece que no hay nada más que pensar. Los beneficios parecen ser lo único en mente. No obstante, cada beneficio tiene su costo y es importante poner las cartas sobre la mesa.

Estudiar el posgrado en el extranjero no es un pretexto para viajar

Aunque conocer nuevos países sea emocionante, recuerda que estás tomando una decisión profesional. La universidad que elijas en el país que elijas, determinarán los resultados y oportunidades que se te puedan presentar durante tus estudios y como egresado.

No idealices una ciudad; muchas veces la imagen que tenemos de un lugar es la impresión de un turista y poco tiene que ver con el estilo de vida. Ya habrá otros momentos para conocer el país de tus sueños, mas solo hay una elección de posgrado.

Elegibilidad

¿Qué tan viable es que te admitan en un posgrado?, ¿qué tan posible es que te admitan en el programa que quieres?, ¿realmente es una buena opción la universidad que eliges?

Decidir irse no lo es todo, aunque creas que una universidad es ideal para ti, puede darse el caso de que tú no seas lo que buscan. Muchos se ilusionan cubriendo todos los detalles de una nueva vida fuera sin detenerse a pensar en sus posibilidades reales: ¿qué le puedes ofrecer a la universidad que te hace distinto a otros candidatos?

Para tener más nítida tu realidad necesitas conocerte. Revisa cómo ha sido tu desempeño académico hasta ahora, qué tal te has desenvuelto en el ámbito profesional y cuánto de tu tiempo has invertido en extracurriculares personales o de beneficio a tu comunidad. También es importante identificar dónde te paras en el aspecto idiomático dependiendo de los requisitos que tiene el país al que te gustaría llegar para estudiar.

Costos de vida

Algunas veces se tiene la fortuna de poder pagar los gastos de estudio y otras veces confiamos en becas y financiamientos. Cualquiera que sea tu caso, ten presente que las colegiaturas son una gran parte de los gastos, pero aún hay otros igualmente importantes que cubrir. Aunque en tu ciudad natal también gastas, debes de considerar los gastos extras que pueden sumarse en “las pequeñas diferencias”:

  • Vivienda: si emigras solo o en pareja, tendrás que buscar rentar un cuarto, un piso o una casa de acuerdo a tu edad y posibilidades económicas. En el caso de moverte con tu familia, necesitarás mayor espacio y por lo tato pagar un lugar más grande. Puede ser que ahora pagues un lugar modesto por un buen precio, pero en países con costes más altos, podría darse el caso de que tuvieras que pagar grandes cantidades por una vivienda realmente pequeña o distante.
  • Comida: esto puede mantenerse en varios productos, pero si vas a trabajar mientras estudias o crees pasar una gran cantidad de tiempo fuera de casa, tal vez necesitarás comer fuera. Investiga cuánto cuesta una comida rápida, un menú del día o la comida de la cafetería universitaria.
  • Médicos: algunos prefieren contratar un seguro de gran cobertura desde su país, otros al llegar. Lo importante es estar conscientes de los costos que tiene acceder a atención médica en el país destino y el acceso a medicinas. Si padeces alguna enfermedad es igualmente importante prever este tipo de situaciones.
  • Transporte: hay países de Latinoamérica que tienen transporte público realmente accesible, en otro países puede haber un sistema igualmente funcional pero por mayor coste. Algunos países de Europa tienen la opción de cobrar abonos a jóvenes, todo dependerá de la edad que tengas y las distancias que tengas que recorrer diariamente.

Documentos migratorios

Varios de los que tienen documentos migratorios de acceso como turista a algún país, consideran fácil irse con ese papel, esperar a que venza el plazo, salir del país y volver a entrar. No creas en esto, además de ponerte en riesgo a ti y a tu futuro profesional, es ilegal y estás infringiendo normas y acuerdos internacionales.

Es importante que tengas clara tu situación de estudiante y/o trabajador para que puedas obtener el documento adecuado. Sé claro y sincero en tus objetivos de residencia, y de tener planeado quedarte a trabajar al término de tu posgrado, infórmate también sobre los requisitos; no vaya a ser que planeas una vida en un lugar cuando no es viable.

Considera los requisitos, costos y vigencia de los documentos que tienes que tramitar.

No te preocupes, es necesario prestar atención pero también hay expertos dispuestos a brindarte ayuda, sobretodo en la parte de elección, perfilamiento y desarrollo de portafolio de admisiones. Si necesitas acompañamiento, te recomendamos entrar a https://scholasticaprep.com/coaching-en-admisiones y agendar una reunión Tryout para que te aclaremos dudas, diagnostiquemos tu perfil y te demos sugerencias concretas sobre tus pasos siguientes.