icon arrow-down icon arrow-left icon arrow-right icon arrow-up icon bars logo of american-express logo of visa logo of mastercard logo of paypal icon stripe logo of discover icon credit-card icon mail icon facebook icon rss icon google-plus icon instagram icon linkedin icon phone icon pinterest icon play-btn icon add btn icon search icon shopping-cart icon tag icon close little close icon icon trash icon user icon vimeo icon whatsapp icon youtube icon oxxo icon spei icon twitter icon fancy icon grid view icon list icon like icon tumblr logo of diners

¿Renuncio a mi trabajo para estudiar mi posgrado?


¿Renuncio a mi trabajo para estudiar mi posgrado?

Antes de emprender este demandante proceso es necesario cuestionar tus aspiraciones a futuro. Aunque parezca una tarea sencilla, identificar las razones por las que vale la pena continuar con la formación académica es uno de los pasos más complejos e importantes dentro de todo proceso de admisión, pues implica un ejercicio activo de reflexión. Tomar esta decisión requiere de un amplio trabajo de investigación y conocimiento propio. Existen tantas y variadas opiniones y opciones, que con facilidad te podrías ver alejado de tus objetivos y empujado hacia la decisión equivocada.

Si bien un posgrado puede potencializar tu trayectoria profesional futura es igualmente probable que una decisión incorrecta dañe tu futuro a corto y largo plazo.

No es poco común que los estudiantes de posgrados sientan remordimiento por haber escogido regresar a la escuela. Por ejemplo, un reporte reciente de Payscale afirma que dos tercios de los estudiantes se cuestionan su decisión o se sienten infelices con el camino que han emprendido ya que el programa no cumple con sus expectativas, no los esta llevando hacia lo que desean lograr o simplemente no se sienten motivados ni emocionados con la decisión que han tomado. 

Más vale prevenir que lamentar. Para evitar que estos remordimientos se te presenten una vez has tomado una decisión, deberás preguntarte si tus motivaciones son las correctas. Además, debes distinguir entre razones e intereses.

Ante la pregunta ¿por qué deseas estudiar una maestría o doctorado? solemos escuchar frecuentemente respuestas como: “para tener un mejor trabajo”, “porque deseo un incremento salarial”, “porque quiero cambiar de industria” o “porque quiero emigrar.” Si bien estudiar un posgrado te puede ayudar en estas circunstancias, no sólo estudiar un posgrado te ayudará. El posgrado es una posible solución, pero no es la única y tal vez, en tu caso específico no sea ni siquiera la mejor. 

Si quieres tener un mejor trabajo, lo primero es definir qué significa un buen trabajo para ti. ¿Significa resolver problemas difíciles? Significa ¿tener un buen horario laboral con un buen sueldo? Significa ¿tener un trabajo que te satisfaga y tenga un impacto en la vida de los demás? Dependiendo de tu definición personal, puedes determinar si un posgrado te ayudará a alcanzarlo o no. Y si vale la pena dejar tu trabajo actual e irte a estudiar para conseguir el trabajo deseado.

Además de la retrospección individual, es de gran ayuda complementar este proceso con investigación sobre los distintos programas, modalidades y ofertas. Dicha investigación no se debe limitar a revisar el internet. Debes hablar con personas, de preferencia, personas que no sólo sepan del tema, sino que también conozcan de manera personal los programas. Qué mejor que hablar con un exalumno que el día de hoy está trabajando en lo que tu deseas trabajar en el futuro. Contacta a personas que se desenvuelvan en el campo o puesto en cual estas interesado, ya que sus insights te podrían proporcionar una idea más clara de como determinado programa podría o no aumentar tus posibilidades de alcanzar tus objetivos. 

Adicionalmente, debes preguntarte ¿estoy dispuesto a hacer los sacrificios que se requieren y es el momento indicado para tomar esta decisión? Completar un posgrado te podría llevar entre 1 y 5 años, durante los cuales tendrás que sacrificar tiempo con tu familia, amigos e intereses. Además, de la carga económica que representa un programa en alguna institución prestigiada. Por tanto, es una decisión que no se debe tomar a la ligera. 

Una vez, hallas aclarado todas tus dudas y estés seguro de que un posgrado contribuirá a tus metas a largo plazo y más importante aun a tu felicidad, tendrás que iniciar la búsqueda del programa que mejor se adapte a tus tiempos y preferencias. 

El programa que escojas deberá adecuarse a tu estilo de vida y a tu situación laboral. Decide si la experiencia en campus es algo que es imprescindible para ti o no, o si tus horarios se adaptarían mejor a un programa que se lleve durante las noches y los fines de semana. O si necesitas que un programa más flexible y por tanto un programa en línea sea la mejor opción.

Además, revisa los curriculums para asegurarte que con el programa obtendrás las habilidades y conocimiento que buscas. Existen programas para todos los gustos por lo que has una investigación amplia y no te estanques en la primera opción que encuentres o escuches.

Considera además los conexiones y contactos que deseas establecer durante tu posgrado. Ingresar a la escuela nuevamente te permitirá conectar con personas y oportunidades que te podrían ser de gran ayuda una vez culmines tu preparación. Un buen punto por el que empezar es investigar los potenciales empleadores o contactos que un determinado programa te podría proporcionar, así como las herramientas que el departamento de carreras de cada programa podría ofrecerte. 

Un último punto a tomar en cuenta, es la ubicación de los programas en los que estas interesado. No sólo pienses en la experiencia internacional, o en lo bonito que es vivir en tal o cual ciudad. Toma en cuenta que las universidades no existen aisladas, son parte de un ecosistema. Y existen ecosistemas mejores para ciertas industrias y tipos de perfiles que otros. Por ejemplo, estudiar en una ciudad como Washington o Nueva York tiene un valor agregado si te interesan los temas de políticas públicas y relaciones internacionales. Si te interesan temas de artes y la industria del entretenimiento, los Ángeles puede ser el lugar correcto para ti. Si quieres desarrollarte en la industria de la sustentabilidad o la tecnología, San Francisco es un excelente lugar para estudiar. 

Un posgrado puede potencializar tu carrera y acercarte a tu realización profesional. Te puede brindar oportunidades profesionales y personales únicas. Pero no cualquier posgrado lo hará. Tienes que saber elegir. 

Te recomendamos leer el siguiente mapa de proceso que ilustra el método Scholastica 360. Te servirá para visualizar las decisiones que deberás tomar durante un proceso de admisiones estratégico.