icon arrow-down icon arrow-left icon arrow-right icon arrow-up icon bars logo of american-express logo of visa logo of mastercard logo of paypal icon stripe logo of discover icon credit-card icon mail icon facebook icon rss icon google-plus icon instagram icon linkedin icon phone icon pinterest icon play-btn icon add btn icon search icon shopping-cart icon tag icon close little close icon icon trash icon user icon vimeo icon whatsapp icon youtube icon oxxo icon spei icon twitter icon fancy icon grid view icon list icon like icon tumblr logo of diners

¿Cómo estudiar para el SAT? Y qué hacer para dominarlo


¿Cómo estudiar para el SAT? Y qué hacer para dominarlo

El SAT es una prueba estandarizada aplicada para el ingreso a universidades en el extranjero, cuyo puntaje tiene un gran impacto dentro del proceso de admisión. Es por ello que este examen es una excelente oportunidad para demostrar tus conocimientos. Para obtener un buen puntaje, es fundamental crear un plan de estudio personalizado, que sepa hacer frente a tus áreas de oportunidad y que te ayude a conocer a profundidad la estructura de este para saber dominar tanto tiempos y como el contenido. 

Antes de comenzar a estudiar y para tu estudio sea exitoso, debes considerar lo siguiente: 

1. Realiza un diagnóstico y conoce tu puntaje actual 
Para conocer cómo te encuentras al inicio de tu preparación es necesario realizar un examen de práctica del SAT (muy similar a la prueba real) el cual te indicará tus puntos débiles en los cuales necesitas concentrarte más. Si no tienes muy buenos resultados, no te desanimes porque al detectar esos puntos débiles, conocerás con mucha más precisión aquellos temas debes practicar con mayor empeño. 

2. Establece tu puntaje objetivo 
En todo proceso, hay una meta. En el caso del estudio para el SAT, tu meta es lograr tu puntaje objetivo, el cual se traduce a la nota que necesitas obtener para tener mayores posibilidades de ingresar a la universidad que deseas. 
El reto no está en “aprobar” el SAT, puesto que no hay una calificación aprobatoria. El reto es pertenecer al porcentaje de alumnos que obtienen un puntaje alto en comparación con la mayoría de las personas que lo toman. 
Los exámenes estandarizados manejan un rango de percentiles, que indican el porcentaje de personas que presentaron el examen y obtuvo un puntaje menor al tuyo. Por ejemplo, si en el SAT obtienes un puntaje de 1290 estarás en el percentil 90, esto significa que el 90% de los estudiantes obtuvieron un puntaje menor que tú, y solo el 10% restante obtuvo un puntaje superior. De la misma forma, si te encuentras en el percentil 50 significa que el 50% tiene un puntaje inferior al tuyo y el otro 50% se encuentra por arriba de ti, es decir, el promedio.
A mayor puntaje, mayor percentil, lo que te clasifica y pone en ventaja ante el resto de los alumnos que también están peleando por un lugar en la universidad. Te dejamos la lista de puntajes compuestos de 2020.
Desde luego que cada universidad mantiene ciertos estándares en cuanto a la puntuación de las pruebas estandarizadas que explícitamente son valorados en el proceso de admisión. Con esto nos referimos a que no será lo mismo aplicar a una universidad no tan reconocida que aplicar a una ultra competitiva como lo sería Harvard, Stanford, Columbia u otra de la Ivy League. En las primeras, tal vez con un percentil de 70 puedas ingresar, pero para una escuela mejor posicionada puede que no sea suficiente. Es indispensable que investigues el promedio de puntajes de las generaciones anteriores a las tuyas.

3. Calcula el tiempo tienes para prepararte
Al valorar dónde te encuentras actualmente (paso 1) y hacia dónde quieres llegar (paso 2), podremos determinar las horas y la intensidad de estudio que debes dedicar, ya sea diaria o semanalmente. Naturalmente, mientras más alto quieras llegar, o más bajo inicies, mayor tiempo de estudio por dedicar. Ahora bien, también considera las fechas para presentar este examen, aquí las preguntas fundamentales son: ¿Cuándo entras a la universidad o en qué grado de preparatoria te encuentras? y ¿cuándo son las fechas para presentar el SAT en tu país? Si te encuentras en 10 º o 11º grado, cuentas con más de un año de anticipación, lo cual se considera como un buen periodo para estudiar y al mismo tiempo dedicarte a otras actividades para enriquecer tu perfil. Si estás cursando último grado, tienes menos tiempo para prepararte, pero esto no significa que no puedas lograrlo, solamente que a lo mejor tendrás que intensificar el estudio y también tener doble cuidado con las fechas de examen y de postulación.

Quieres saber más sobre la estructura del SAT, lee nuestro artículo ¿Qué es el SAT?

Estrategias SAT

Sección de Reading y Writing

  • Aprende vocabulario. El SAT no tiene una sección de vocabulario, sin embargo, los exámenes estandarizados se caracterizan en gran parte por la complejidad del vocabulario hallado en las lecturas. Conocer el significado de palabras que no están en tu vocabulario habitual de inglés te ayudarán a comprender mejor el contexto tanto de los textos como de las preguntas. Además, el SAT evalúa tu nivel de interpretación en casi todo momento. Para aprender vocabulario puedes utilizar flashcards o fichas son una excelente opción para memorizar palabras, diccionarios, listas de palabras o incluso ya existen diferentes aplicaciones a las también puedes recurrir para practicar. 
  • Lee diariamente. Combina tu estudio con lecturas y resume artículos extensos y estudios científicos, artículos editoriales o ensayos, ya que la sección de Reading incluye textos desafiantes con una amplia gama de temas. Los autores en estas lecturas suelen ser sutiles, y los lectores solemos suponer o sacar conclusiones que parecen lógicas en nuestra mente. Mediante la práctica de lectura se puede reforzar la habilidad para leer entre líneas para llegar a un significado más profundo, que es lo que nuevamente este tipo de lecturas del SAT pretenden que logres. Te recomendamos leer mínimo 30 minutos diarios.
  • Estudia gramática inglesa, reglas y signos de puntuación. La mayoría de las preguntas de redacción del SAT pertenecen a la categoría de comprensión gramatical, en donde las preguntas te pedirán corregir errores en oraciones y cláusulas, editar los errores en el tiempo verbal, la concordancia entre sujeto y verbo, uso de comas, apóstrofes o pronombres y construcción paralela.

Sección de Matemáticas

  • Aprende a interpretar los problemas matemáticos. Para poder realizar operaciones, es necesario que comprendas lo que debes hacer. Recordar diferentes términos matemáticos hará que esta sección sea un tanto menos completa por que tu cerebro no se agotará en tratar de adivinar, si no que automáticamente traducirá la instrucción. 
  • Repasa resolviendo diversos ejercicios. Este examen calificará tu habilidad para aplicar tus conocimientos matemáticos a problemas del mundo real. Tu plan de estudio debe incluir: problemas aritméticos, ecuaciones algebraicas, lineales y funcionales, geometría, trigonometría, entre muchos otros temas. Por lo regular el estudio del área de matemáticas va de lo básico a lo avanzado así que no te sorprendas si en un momento notas un mayor grado de dificultad.
  • Memoriza fórmulas y cantidades exactas. Esto agilizará la resolución de problemas que requieran aplicar alguna ley o bien cantidades equivalentes como a cuanto equivale ¾ o cual es son los múltiplos de 7, por mencionar un ejemplo.

Recomendaciones esenciales

  • Conoce ampliamente el contenido y estructura del examen: La duración, el número y tipo de preguntas por sección, así como  las diferencias entre las subsecciones con y sin calculadora las diferencias entre las preguntas de opción múltiple y las respuestas producidas.
  • Los ejercicios de práctica deben ser en inglés: Procura que las instrucciones siempre sean en este idioma, y trata de asociarlos con algo en español para que sea más fácil recordarlo.
  • Intercalar el estudio por semana: Una semana estudia temas de escritura y lenguajes, y a las siguiente semana cambia a matemáticas, y así sucesivamente.
  • Toma exámenes simulacros: Son simulaciones del verdadero SAT en términos de estructura y contenido general, y sirven para medir el progreso que has tenido durante tu el periodo de estudio.
  • Contesta preguntas de práctica: Puede acceder acientos de preguntas de práctica para todas las secciones del SAT a través del sitio web de College Board.
  • La noche antes del examen: Si te sientes nervioso, tómate un tiempo para meditar y hacer ejercicios de respiración. Organiza las cosas que deberás llevar al Centro de Pruebas. No te pongas a repasar, eso solamente genera mayor ansiedad y estrés. Confía siempre en tus conocimientos y descansa por lo menos 8 horas seguidas para que al siguiente día puedas levantarte con energía y la mejor actitud. 
  • La mañana del examen: Despiértate temprano para poder desayunar algo e hidratarte muy bien. De ser posible, realiza alguna actividad al aire libre que te guste para relajarte y despejar la mente.

Por último, no olvides que las universidades a menudo utilizan un enfoque holístico al evaluar a los solicitantes, por lo que tu postulación no solo se enfoca con la puntuación del SAT o de alguna otra prueba estandarizada. Si te gustaría saber más acerca de cómo Scholastica puede ayudarte en tu preparación y proceso de postulación a la licenciatura, no dudes en contactarnos al correo info@scholasticaprep.com o comunícate con por nuestras redes sociales.

Fuentes:

Best College. (febrero, 2022) Recuperado de: https://www.bestcolleges.com/blog/good-sat-score-ivy-league/


  • Etiquetas: