Este sencillo cambio en tu rutina hará la diferencia en tu GMAT o GRE

Estudiar para el GMAT o el GRE requiere disciplina, tiempo y mucha persistencia. Durante estos meses, tendrás que priorizar tus actividades y obligaciones para tener espacio diario para estudiar.  En ocasiones te parecerá que no te alcanza el tiempo para todo, y probablemente así lo sea.

El secreto para alcanzar un puntaje competitivo en el GMAT y GRE es la calidad en tu estudio, no la cantidad. Esto no significa que no deberás estudiar mucho. Significa que debes estudiar inteligentemente. 

Una de las primeras cosas que dejas de hacer cuando estudias para el GMAT o GRE es ejercicio. O si no haces, considerar que no es el mejor momento para comenzar.

Sin embargo, hacer ejercicio, en específico, ejercicio aeróbico, puede ser una de tus armas más eficaces. 

Múltiples estudios han demostrado que el ejercicio fortalece el cerebro. Por ejemplo, un estudio publicado en el 2009 sobre jóvenes de 18 años suecos en el ejército. Este estudio mostró que la condición física estaba relacionada con un IQ más alto.  Incluso entre gemelos idénticos.

Hay algo todavía más relevante e importante para ti.  Otros estudios probaron que un único entrenamiento moderado puede cambiar inmediatamente cómo funciona tu cerebro. Así también qué tan eficaz eres recordando información.

Estudios conducidos por científicos de la Universidad de Illinois y Maryland mostraron otra cosa. Hacer ejercicio aeróbico, aunque sea sólo por 20 minutos antes de un examen está correlacionado con un puntaje más alto. El ejercicio aeróbico moderado a intenso en niños de 9 a 10 años mejoraba el control cognitivo de la atención. Además incrementaba su enfoque.  El ejercicio mejoraba su desempeño académico en el examen.

Antes se creía que la plasticidad del cerebro adulto era relativamente fija.  Ahora se sabe que, dependiendo de tu estilo de vida, tu cerebro sigue generando nuevas conexiones y mejorando.

Otro estudio, publicado en el Journal of the International Neuropsychological Society, en Cambridge University, mostró otra cosa.  Una sola sesión de 20 minutos de entrenamiento aeróbico mejora la memoria semántica en adultos. Estos beneficios, que son inmediatos después de hacer ejercicio, se pueden convertir en beneficios permanentes. Esto se logra si haces ejercicio regularmente. Es decir, una sesión de entrenamiento te ayudará a recordar con mayor facilidad datos. También a mantener el enfoque. Esto beneficiará tu rendimiento inmediato. Pero si incorporas el ejercicio a tu rutina diaria, tu cerebro se irá fortaleciendo. Así podrás generar cambios permanentes.

¿Cómo aplico esto al GRE y GMAT?

Si tienes un horario ocupado dedica 20 minutos a hacer ejercicio antes de comenzar cada sesión de estudio. Si estudias por la tarde-noche, la sesión intensiva de ejercicio te ayudará a despejarte y sudar el estrés del día.  Si estudias temprano en la mañana, te ayudará a despertar y llenarte de energía. Estos 20 minutos de ejercicio te mantendrán más enfocado y alerta. Prepararán  a tu cerebro a sesiones intensivas de razonamiento crítico. Para un puntaje alto, la memoria y la atención son dos de las habilidades más importantes.

Si estás acostumbrado a estudiar privilegiando la cantidad, en vez de la calidad, estos 20 minutos de ejercicio y no de estudio, podrían parecer una pérdida de tiempo. Si estudias privilegiando la calidad, estos 20 minutos te preparan para aprovechar al máximo tu sesión de estudio.

Por último, recuerda que el ejercicio debe ser aeróbico. Todavía no es claro si ejercicio tal como levantar pesas o hacer yoga te ayuden igual. Corre, anda en bicicleta, súbete a la elíptica. No hay pretextos. Si no tienes dónde hacer ejercicio, cómprate una cuerda para saltar. Saltar la cuerda es un de los ejercicios cardiovasculares más efectivos. 20 minutos te dará un entrenamiento intensivo. Te ayudarán a bombear y oxigenar la sangre de tu cerebro. Tendrás una sesión de estudio productiva.  Además incrementará tu salud física al largo plazo.

Recuerda que en Scholastica te preparamos para alcanzar un score alto en el GMAT o un score alto en el GRE.

No arriesgues la admisión a un posgrado competitivo. Prepárate con los expertos en el GMAT y GRE.

Adriana G Borunda es directora de Scholastica y coautora del libro: Estrategia integral para ser admitido a posgrados competitivos. Coaching en admisiones por egresados de Harvard.