El MBA que te conseguirá el puesto que quieres

Para decidir a cuál MBA postularse es común pensar en la institución más conocida, en un país que te gustaría visitar, o en los rankings que afirman que tal opción es la mejor. Lamentablemente, estos criterios no necesariamente te dirán que posgrado es el mejor para ti: es decir, cuál te ayudará a crecer más a nivel personal y profesional. En Scholastica, nos enfocamos en ayudarte a realizar tus metas profesionales tomando en cuenta tus experiencias de vida y tu trayectoria profesional.

1. ¿En qué empresa quieres trabajar?

¿A qué te quieres dedicar cuando concluyas estos estudios? Aunque pueda parecer que los MBA son iguales, cada programa tiene un perfil distinto. Los reclutadores de distintas empresas tienen claro la clase de preparación que buscan para el nuevo miembro y, por ello, tienen preferencia hacia los egresados de una universidad u otra. Según The New York Times; Fuqua (Duke) es una buena opción para trabajar en Apple ya que al menos diez ejecutivos de la compañía se graduaron de ahí P&G tiene un fuerte lazo con Kelley (Indiana University) y han hecho proyectos de investigación juntos, y en 2014 Amazon contrató un gran porcentaje de los egresados de Ross (University of Michigan)

Si tienes clara la compañía en la que te gustaría trabajar, un buen comienzo es informarte con los empleados actuales. Los sitios web de varias empresas muestran el currículum de sus directivos o empleados y a veces se puede notar una tendencia en los egresados que han contratado. Si no lo encuentras, buscar contactos que estén en tus puestos de interés, y preguntarles si preferirían ciertos posgrados o programas, te puede dar una visión más clara de tu camino ideal. Incluso hay universidades que tienen contactos directos con algunas compañías, lo cual puede facilitar tu selección.

2. ¿Qué trabajo quieres?

Si no te inclinas por una empresa en específico, piensa en qué tipo de trabajo te gustaría hacer: consultoría, branding/ brand management, administración, otro. Un MBA te da una preparación profunda, mas no hay que olvidar que el perfil del programa puede orientar a un gran número de egresados a dedicarse a la misma cosa. Por ejemplo, un artículo de U.S. News que habla sobre veinte programas de MBA y sus resultados más comunes, muestra que el 50.4% de los egresados que cursaron el de Yale se dedican a consultoría; así que alguien a quien le interesa un puesto de este tipo puede considerar aplicar su MBA. El 49% de los graduados del programa que ofrece INSEAD se dedican a consultoría y el 20% a tecnología, medios y telecomunicaciones (Allen 2018).

El mismo artículo de U.S. News, el cual hemos referido anteriormente, dice que al momento de aplicar a un MBA, es impreciso tomar solo en cuenta el porcentaje de egresados en un campo de trabajo pues, muchas veces, eso no significa que sean los puestos mejor pagados. Así que si un sueldo de grandes números es algo sumamente importante para ti, LinkedIn es una buena herramienta para seguir la trayectoria de los graduados del MBA al que piensas aplicar; puede haber poco alumni de un programa en tu puesto de interés, pero con mayor remuneración que los ex alumnos de otros.

3. Apoyo institucional y ubicación

Si ya te inclinas hacia cierto MBA pregúntate qué tanto te interesa o necesitas el apoyo institucional. ¿Hay algún tipo de beneficio económico por parte de la universidad o sus convenios?, ¿qué tan frecuentes son las experiencias de diálogo o prácticas con ejecutivos y empresas de tu área?, ¿qué contactos tiene tu universidad?, ¿buscas que el programa te forme para trabajar para alguien o para emprender?, ¿cómo contribuye la institución a tu experiencia educativa?

The New York Times dice que Harvard brinda a sus estudiantes ciertas facilidades porque están conscientes de que muchos planean poner start-ups. Pero otras veces los beneficios no serán producto directo de tu institución, sino de la ubicación que tiene; tal podría ser estudiar en Paris para entrar a la empresa de la moda.

4. ¿Cómo encajo yo en el programa?

En algunas ocasiones parecerá que dos de tus opciones pueden llevarte al mismo punto. Si para ti este es el caso, revisa los valores y cualidades que se forjan en el programa y cómo esto se refleja en quienes se han graduado de él. Abogar por ciertos ideales, modelos educativos y perfil estudiantil también es importante. El trabajo en equipo frente al trabajo en competencia o el éxito financiero frente al compromiso social son factores a ponderar en tus distintas opciones o que puedes encontrar balanceadas en uno solo.

Muchos MBA’s tienen webinars u opciones virtuales para hablar uno a uno con el comité de admisiones e informarse. Acercarse directamente, asistir a ferias y conferencias, también son opciones para conocer el programa. En todo caso recuerda que son dos cosas distintas el estar convencido de que el programa es para ti y el probar que tú eres para el programa.

5. Estudiante internacional

Algunas universidades están informadas sobre los porcentajes de sus estudiantes internacionales y otras no; estos datos no necesariamente representan a las personas de tu continente o tu país, por lo que tendrás que hacer una investigación más profunda para conocer la cifra aproximada de latinoamericanos en el MBA. Esto no es solo importante por la manera en que te integres al entorno, sino que también puede decirte más sobre las oportunidades académicas y profesionales que busques en ese lugar.

Para esto, también tendrás que informarte sobre las políticas migratorias del país, ciudad e institución a las que vas. Revisa si son diferentes para cada nacionalidad, conoce cómo funcionará tu estancia en el lugar como estudiante y también sobre los requisitos para permanecer viviendo y trabajando ahí si es lo que te interesa.

6. ¿Qué he hecho hasta ahora?

Si ya tienes claros estos puntos y prefieres un MBA en específico, investiga que clase de estudiante es la que busca el programa. Pon tus cartas sobre la mesa, qué herramientas tienes, cuáles decisiones has tomado hasta ahora, con qué te has preparado, y cómo has contribuido a tu sociedad son algunas de los factores que analizarán los académicos para aceptarte. Si crees que hay aspectos que no cubres del todo y podrían facilitar tu admisión, busca cómo cubrirlos y en qué tiempo.

Este proceso puede parecer confuso y en Scholastica te orientamos para que tu aplicación sea más competitiva. Entra a nuestra página y agenda un tryout, resolveremos tus dudas sobre el proceso de admisión, evaluaremos fortalezas y debilidades de tu perfil y te daremos recomendaciones puntuales e individuales respecto a los programas de tu interés y tu trayectoria.

Referencias y enlaces externos:

Allen, Nathan How INSEAD Grads Are Faring With Jobs and Pays. 24 de enero 2018. https://poetsandquants.com/2018/01/24/insead-sends-record-number-of-grads-into-consulting-again/. Consultado el 7 de Agosto de 2018.

Kowarski, Ilana. 20 MBAs That Often Lead To Lucrative Fields. 27 de julio 2018. https://www.usnews.com/education/best-graduate-schools/top-business-schools/articles/2018-07-27/20-mba-programs-that-often-send-grads-into-lucrative-fields. Consultado el 29 de julio de 2018.

McDonald, Duff. M.B.A Programs That Get Your Where You Want To Go. 7 de abril de 2015. https://www.nytimes.com/2015/04/12/education/edlife/mba-programs-that-get-you-where-you-want-to-go.html. Consultado el 29 de julio de 2018.